Estados Unidos coquetea con la debacle en los foursomes

0
17



Aunque el equipo internacional siga dominando el marcador, 6,5-3,5, lo cierto es que lo acontecido en la segunda sesión de la President’s Cup puede interpretarse como un triunfo de Estados Unidos. Y es que durante buena parte de la jornada, turno esta vez para los foursomes (una bola por pareja y los dos jugadores se van turnando para golpearla), pareció que los internacionales iban a seguir abriendo hueco y pavimentando su camino a un título que no conquistan desde 1998. 

Los norteamericanos llegaron a ir perdiendo en los cinco partidos matinales en el Royal Melbourne Golf Club. Pero una modalidad tan volátil como los foursomes siempre tiene deja espacio para giros de guión y la cosa al final terminó igualada: dos puntos para cada equipo y un partido empatado. Tiger Woods, capitán-jugador, y Justin Thomas se impusieron a Matsuyama y An (1 arriba) con un putt estelar de Thomas en el último hoyo. El Tigre, con 26 puntos ganados, ya es junto a Phil Mickelson el jugador más prolífico de la historia de la competición. «Hemos jugado fenomenal el último tramo. Era importante para nosotros terminar así. Todo cambió totalmente en la última hora», aseguró.

El segundo punto de los estadounidenses lo sellaron Cantlay y Schauffele en un partido que fue una montaña rusa ante el chileno Niemann y Adam Hadwin (1 arriba). Por los internacionales, sumaron Scott y Oosthuizen, contra Kuchar y un Dustin Johnson (3&2) del que ya se cuestiona su participación en una cita a la que ha llegado tras cuatro meses parado y en la que ya ha perdido dos puntos de dos, y Ancer y Leishman, verdugos de Simpson y Reed (362). Smith e Im empataron con Fowler y Woodland. 

Reed, siempre dispuesto a generar polémica, dejó la imagen del día cuando utilizó su putter como si fuera una pala, en un gesto que pareció querer indicar a la afición rival que estaba cavando su tumba. De momento no ha ganado ninguno de los dos puntos que ha jugado. 

En la noche de este viernes, la mañana del sábado ya en Melbourne, arrancará la tercera jornada. Turno de nuevo para los fourballs, con Li y Leishman enfrentándose a Fowler y Wooldland (21:02); Ancer e Im, contra Cantlay y Schauffele (21:16); Pan y Matsuyama, contra Simpson y Reed (21:30), y An y Scott, contra Finau y Kuchar (21:44). 



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here