La reaparición del príncipe Harry tras la polémica del Megtrix

0
8


Algunos aseguran que puede ser su último acto dentro de esa agenda oficial con la que vino al mundo bajo el brazo. El príncipe Harry ha estado presente esta mañana en el sorteo del Mundial de Rugby. Era su reaparición pública tras ese comunicado que removió los cimientos de la casa real británica, y con el que anunciaba que él y su mujer, Meghan Markle, iniciarían una vida independiente.

Ha sido en el Palacio de Buckingham y en calidad de patrono de la Federación de Rugby, un cargo que ostenta desde 2016 y que heredó de su abuela la reina Isabel II, que lo portó durante nada menos que 64 años. Un acto oficial en el que la seriedad de su rostro ha llamado la atención, teniendo en cuenta que siempre fue el díscolo y bromista miembro de la familia.

Obviamente, los medios le han lanzado alguna que otra pregunta sobre el gran tema de estos días. No ha contestado. Ha dejado claro que no iba a hacer declaraciones al respecto, que estaba allí por un hecho muy concreto: ese sorteo de los grupos para el mundial de un deporte que está entre sus favoritos. Teniendo en cuenta la cruzada que ha emprendido contra los medios, a los que considera culpables de la ansiedad y la presión que ha desestabilizado a su mujer desde que anunciaron su compromiso, no es de extrañar.

La reaparición ha sido doble, porque poco antes se hacía público un vídeo en el que Harry anunciaba que la sede de los Juegos Invictus 2020 será la ciudad alemana de Düsseldorf. Dos gestos, la participación en ambos eventos, que hacen sospechar que el hijo de Carlos de Inglaterra seguirá representado a la corona en los actos que estén ligados a las asociaciones de las que es embajador.

Efectivamente, el príncipe sigue rematando las negociaciones con su familia, en Londres, mientras Meghan ya está en Canadá, donde parece que se van a instalar en busca de esa vida más tranquila. Mientras él continúa con estas tareas de representación, la actriz ya habría hecho un trabajo con Disney y estaría negociando con una marca de lujo que, se dice, sería Givenchy. Eso sí, todo lo que gane la duquesa, será donado a las asociaciones benéficas con las que colabora.





Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here