Robert Moreno estrena hoy galones en la esquiva Bucarest

0
33



Robert Moreno estrena galones en Bucarest (sigue el partido en directo en As.com). Es así como nos llega este Rumanía-España tras el duro golpe sufrido por Luis Enrique con el fallecimiento de su hija Xana. No era el plan previsto, nunca hay sitio para tanto dolor, pero a Moreno no le queda otra que mantener el reto de Lucho tras su renuncia como seleccionador. El viaje a la Euro está encarrilado (cuatro partidos, cuatro victorias) y los dos compromisos de septiembre deben dejarnos acariciar ya la gran cita. Pero empecemos por Bucarest…

Es capital de Rumanía y la riega el río Dambovita, pero en lo que a fútbol respecta nos deja un dato que hay que romper como una carta en mil pedazos: la selección no sabe lo que es ganar allí. El balance es de tres derrotas y un empate, así que hay que ajustarse el traje y jugar como sabemos. Desde la portería hasta el nueve, si es que hay, porque lo único claro es que no hay certezas. Kepa apunta a titular (lo fue en los tres partidos del nuevo seleccionador), pero el propio Robert se ha encargado de repetir que en la selección no hay fijos. Sí quizá Ramos, a quien se busca socio de central, también Busquets, por Mestalla quisieran que Parejo, pero poco más. Son algunos de los nombres de una España más plural, pues hay 17 clubes representados en la lista de 23 que Moreno confeccionó para el duelo de hoy en Bucarest y el del domingo contra Íslas Feroe en El Molinón.

Rumanía, segunda de grupo, nos suena quizá a herida. O a bálsamo, porque fue una derrota ante ella la que en 2006 supuso el punto de inflexión en la historia de la selección española. Tras aquel traspié en Cádiz no volvimos a caer en 2007 y esa inercia nos condujo al inolvidable 2008 que abrió el hat-trick Eurocopa-Mundial-Eurocopa. Cosmin Contra, seleccionador rumano para siempre en nuestro recuerdo por el frenético Liverpool-Alavés (5-4) de la final de la UEFA 2001, tiene claro que su equipo debe hacer «un partido perfecto física y tácticamente» para doblegar a España. En lo táctico será difícil, pues enfrente aguarda ese animal futbolístico 2.0 que es Robert Moreno, quien disecciona cada partido y rival en modo CSI. Quizá en lo físico cuente con un saldo a favor, el hecho de que LaLiga arrancara el 16 de agosto mientras que la Liga 1 lo hizo el 12 de julio. La experiencia de Chiriches, Stanciu y la savia nueva de dos Sub-21 de apellido con pedigrí aunque nos baile alguna letra (Hagi y Puscas) son parte de las bazas. Esperemos que Aytekin, el del Barça-PSG (aquel sí que era Neymar…) no lo sea también. En Bucarest. Donde todo nos ha rodado mal… hasta ahora.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here